Ficha

País

USA,UK

Año

2009

Título original

The men who stare at goats

Duración

94min

Dirección

Grant Heslov

Guión

Peter Straughan

Reparto

George Clooney, Jeff Bridges, Ewan McGregor, Kevin Spacey, Robert Patrick, Stephen Root

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Los hombres que miraban fijamente a las cabras
Autor: farrell
Fecha: 26/03/2010.
Póster Los hombres que miraban fijamente a las cabras

Los hombres que miraban fijamente a las cabras

Digerido por farrell

Si hay algo que diferencia “Los hombres que miraban fijamente a las cabras” de muchas de las boutades que abundan en el cine de hoy en día, es el hecho de que un reparto compuesto por algunos de los mejores actores del cine norteamericano actual no van a elegir hacer una película que sea una mamarrachada. Quizás una película frívola que pretende caminar entre géneros despistando al espectador, sí, pero una mamarrachada, lo que se dice mamarrachada, eso no.

Así, la película que nos ocupa es una de esas rara avis mezcla de comedia descacharrante con una pizca de intelectualidad tipo Wes Anderson que, al no dejar claro cuál es exactamente su tono, corre el riesgo de jugar al despiste con el espectador y que éste no se entere de si realmente lo que le están contando es una trama seria con mensaje o simplemente una forma desbarradamente cómica de dislocar la convención.

En “Los hombres que miraban fijamente a las cabras” vemos una historia que, aún basada (al parecer ligeramente) en hechos reales y ambientada en el por ahora muy delicado escenario de la guerra de Irak, no se toma en serio a sí misma en ningún momento al utilizar un tono hippiesco y autoparódico en su supuesto canto antibelicista. El contexto de los años sesenta y el hecho de apoyar este antibelicismo dentro de las coordenadas del movimiento antes mencionado funciona como catalizador del elemento cómico, sí, pero también anula todo tipo de posible lectura “seria”, más aún cuando las escenas de crudeza en la guerra son escasas y también cargadas de tono cómico.

Además, el guión se resiente con demasiadas vueltas y reviravueltas al misterio de cuál es exactamente la misión de Lynn Cassidy y qué es lo que le lleva a Irak, cuando al espectador lo único que le despertará interés son algunos gags bastante logrados, pero esparcidos de forma inconexa a lo largo de sus 100 mintuos de duración, que además apoyan su carga cómica única y exclusivamente en la destreza de los actores.

En fin, que “Los hombres que miraban fijamente a las cabras” no se sabe muy bien si es una comedia agridulce sobre los horrores de la guerra, una película contestataria que basa su fuerza en la parodia de la era Bush y su “War on Terror” o simplemente la confirmación de la confianza plena de Grant Heslov en que sus superfichajes de la interpretación le harían todo el trabajo.

Un Jeff Bridges absolutamente enorme y con una finísima y muy matizada vis cómica sobresale dentro del reparto que, como ya se ha dicho, es lo mejor de la película de largo. George Clooney, muy bien también, tomándose en serio un personaje que es de risa en esencia y en construcción. Lo acompaña un Ewan Mcgregor un poco perdido, ya que es uno de esos actores que sólo funciona en guiones que le gusten mucho y proyectos de enjundia y tal. El resto parece no tomárselo en serio. Kevin Spacey tira de rictus marmóreo, que es lo que mejor le funciona (también aquí) y lo que le ha dado dos Oscar.

Vayan a verla convencidos de que el marketing es mucho marketing y que nos la han vendido como algo que realmente no es. Disfrútenla y váyanse a casa sin preguntarse eso de “no sé muy bien si la he entendido”. La han entendido. No hay más.

Recomendada para antibelicistas sesenteros con conocimientos de teoría de la narración.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion