Ficha

País

Francia, Alemania, UK

Año

2010

Título original

The ghost writer

Duración

128min

Dirección

Roman Polanski

Guión

Robert Harris, Roman Polanski

Reparto

Ewan McGregor, Pierce Brosnan, Kim Cattrall, Olivia Williams, James Belushi, Timothy Hutton, Eli Wallach

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El escritor
Autor: bronte
Fecha: 28/03/2010.
Póster El escritor

El escritor

Digerido por bronte

Llámenme demasiado lista, pero yo desde el primer momento me sentí muy escamada por la fijación que todo el mundo en la película tiene con el manuscrito. Como sabrán ustedes, "El escritor" trata de un escritor, ya lo dice la palabra, encargado de rematar las memorias del ex-primer ministro británico, después de que el primer escritor muriera en trágicas circunstancias. El primer escritor ha dejado un manuscrito de su trabajo y todo el mundo obsesionado con mantener a buen recaudo el mismo. Y yo me decía a mí misma, "pues debe de ser un libro mágico, porque si no tiene poderes, no hay ninguna razón para que ese manuscrito sea tan importante". Y es que, queridos lectores, nada hay en un libro que no haya habido antes en una mente.

Me explico mejor. Si el libro contenía algo tan importante, lo que había que hacer era destruirlo, y de paso amenazar de muerte al que hubiera aportado esa información, o directamente cargárselo, para acabar ya con el problema. Pero no poner tanto desvelo en que nadie acceda al famoso original. Cuando la información se fue desvelando poco a poco a mí no me llegaba la camisa al cuerpo, confirmando mis sospechas: la trama no tiene ni pies ni cabeza. Me sorprende que esté basada en una novela, pues los escritores de verdad suelen ser cuidadosos con estos temas. Quise consolarme pensando que el libro era un McGuffin, pero ni eso. En fin, que un desastre.

Yo no tengo nada en contra de las fantasmadas en el cine, cuando la película guarda un mínimo de rubor y procura no tomarse demasiado en serio a sí misma. Pero resulta que ese es el pecado nefando de "El escritor": está llena de fantasmadas y encima pretende ir de superseria. ¿Quieren un ejemplo de fantasmada criminal? Al último minuto de metraje me refiero. Pero hay muchas más. Lo rápido y fácilmente que figuras internacionales se plantan en cafeterías de mala muerte, agencias de inteligencia indolentes que no registran los aposentos de sus objetivos... Bueno, que un desastre.

La historia se apunta además a la moda de acusar a Bush de iniciar la guerra de Irak para alimentar a sus amigos de Blackwater, el ejercito privado ese que hay en Carolina del Norte (y que ya hemos visto en películas como "La sombra del poder"). Con no tener yo nada en contra de la política-ficción, ya me aburre soberanamente este tópico del salvaje capitalismo. Podrían lucirse más en las motivaciones y llegar a conclusiones no tan recónditas como el hecho de que el derrumbamiento del concepto de las naciones-estado nos está devolviendo a una estructura similar a la de la Edad Media, en la que sí, efectivamente, había ejércitos mercenarios. Pero todo se soluciona tan fácilmente con el tema de la avaricia... cuando el mundo es mucho más complicado. Pero bueno, es lo que hay.

Ya que ha salido Bush, esta película parece la venganza de Polanski contra Estados Unidos. En pocas ocasiones se ha visto una peor imagen de USA en el cine (anglosajón). Que si todo lo que hacen en USA lo hacen motivados por el dinero que mueve la empresa privada, que si manejan a todos los países como si fueran marionetas, que si la CIA es la venida del Anti-Cristo... Bueno, nada nuevo. Huelga decir que los personajes, de una u otra manera son Bush y Blair.

Conste en acta que la película está muy bien hecha, con un tono muy aséptico y desasosegante, con sus colores fríos, su tiempo desapacible, sus persecuciones cuando hacen falta y en general un respeto decente a las reglas del género, con sorpresa final incluida. Pero entre que desde el minuto uno falla la premisa inicial y que tal y como se va desarrollando la intriga, una se va encontrando con un rosario de clichés trillados, va perdiendo efectividad por lo menos en el plano intelectual. De nada vale toda la maestría detrás de las cámaras, si el espectador pierde interés en la trama. Y con todo, con ser la urdimbre de la trama bastante limitada en mi opinión, creo que Polanski hace un trabajo excepcional manteniendo el suspense. Claro que también hay que apuntar que el suspense, lo que se dice suspense, no aparece hasta la hora de metraje, lo cual no sé si no es en cierta manera hacer trampas. Una hora de presentación de personajes y ambientes (muy bien hecha, no se hace larga) y una hora para la trama en sí. Si la trama hubiera sido proporcionada a la extensión del metraje, otro gallo hubiera cantado y aquello hubiera sido insoportable. No es listo ni nada Polanski.

Vaya, estamos necesitando ya a gritos nuevos tópicos. Llevamos demasiados años repitiendo lo mismo. No sé yo hasta qué punto presentar como demoníacos a los americanos puede cuajar como género. Menos mal que en un alarde de vergüenza un personaje dice lo que todos escuchamos en nuestro interior cuando nadie se entera; que mucho quejarse de los métodos de la guerra contra el terrorismo, pero a ver quién es el guapo que se sube en un avión sin ningún tipo de control.

Me ha parecido entretenida, pero en confidencia se lo digo, me aburren ya estas visiones tan simples de un momento tan complejo y tan decisivo como es éste a nivel de política internacional. Cuando todo es tan gris, estas tramas tan en blanco y negro me resultan pesadas y poco atractivas. En todo caso, estamos hablando de una obra de Polanski, pero ni por asomo, léanme bien, ni en la peor de las pesadillas, comparable a otras de sus películas como "Chinatown" o "El pianista".

Recomendada para gafapastas wannabe. Quiero con esto decir, gente a la que le guste el cine palomitero, pero quiera aparentar algo más.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion