Ficha

País

USA

Año

1989

Título original

Indiana Jones and the last crusade

Duración

127min

Dirección

Steven Spielberg

Guión

George Lucas, Philip Kaufman, Menn Meyjes, Jeffrey Boam

Reparto

Harrison Ford, Sean Connery, River Phoenix, John Rhys-Davies, Denholm Elliott

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Indiana Jones y la ˙ltima cruzada
Autor: bronte
Fecha: 19/09/2004.
Póster Indiana Jones y la ˙ltima cruzada

Indiana Jones y la ˙ltima cruzada

Digerido por bronte

"Encuentre a ese hombre, y encontrará el Grial". Ya está. En esta frase del personaje Walter Donovan queda resumido de manera perfecta todo el intríngulis del asunto: "Encuentre a ese hombre y encontrará el Grial". Porque si bien "En busca del arca perdida" y "El templo maldito" son películas sobresalientes, "La última cruzada" roza la excelencia suma. No sólo mantiene los elementos de aventura y misterio de sus antecesoras, sino que además le añade una dimensión humana y clásicamente metafísica.

Porque el tema del Grial se puede tratar de dos formas: con la materialidad con que lo aborda "El código DaVinci", por poner un ejemplo reciente que todos conozcamos, o como el camino de perfeccionamiento espiritual que ha sido siempre, y que es el enfoque elegido en el tercer Indiana Jones. La búsqueda del Grial es la búsqueda de uno mismo. Es encontrar los propios miedos y aceptarlos. Llegar a una comunión perfecta con lo que se es. Por eso Indiana Jones tiene que encontrar a su padre. Porque ese reencuentro es su Grial. El momento que borrará todos las heridas del pasado.

Con esta complejidad humana detrás de la aventura ¿Quién puede dudar que esta es la mejor película de la saga? Por lo menos es la opinión que compartimos Steven Spielberg y yo. Indiana Jones ha pasado de ser el héroe casi extraplano de la primera película, a un héroe complejo y lleno de enigmas interiores que también han de ser resueltos. Y por supuesto, también en esto triunfará.

Como la ocasión requería un retrato más trabajado, decidieron para esta tercera entrega comenzar a la manera de "El secreto de la pirámide". Esto es, reconstruyendo el pasado que explica el presente conocido de un personaje. Con un River Phoenix adolescente (a poco más llegó), con una mirada extremadamente parecida al Harrison Ford adulto, se nos explica la cicatriz de la barbilla, la fobia a las serpientes, el manejo del látigo, y de dónde sacó Indi no sólo su nombre, sino también su sombrero. Que por cierto antes era propiedad de Carlos Sáinz, a juzgar por la secuencia en la cueva. Y también con sólo dejar ver una mano de Henry Jones Sr., queda totalmente dibujado el conflicto paterno-filial que es el meollo del asunto. Qué maestría en la planificación de la historia. Para regocijo hispano, la película empieza con la Cruz de Colorado, regalo de Cortés. Que pese a lo que diga la Logse, no era un bailarín de flamenco.

Otro elemento de la película que es mucho de agradecer es que una vez más los supervillanos sean la peor escoria de la humanidad, los nazis. Y además, aparecen retratados de la mejor manera posible: quemando libros. Y es que, para ser nazi, o de cualquier ideología con los mismos principios o parecidos, el primer requisito indispensable es ser un ignorante supino. Y los personajes de Indiana Jones lo dejan claro en numerosas ocasiones. Incluso cuando aparece el propio Hitler, en una escena llena de deliciosa ironía. Pero es que quizás ahí reside el secreto de "Indiana Jones": en cómo la acción, la aventura, y el humor se fusionan de manera magistral. Cuando parece que la acción ya es demasiada, de pronto el filme nos sorprende con un toque de un humor excelente y uno se da cuenta de que está viendo una de las mejores películas de la historia. Ésta, además, está llena de acertijos que hay que resolver, y que producen en el espectador un placer especial al sentirse parte de la gran aventura. Es difícil pensar en una película de este corte (incluida la serie de la República de los años 30 en la que esta trilogía está inspirada), con un manejo del enigma tan habilidoso. Las tres pruebas por las que ha de pasar Indiana para llegar hasta el Grial, no sólo nos muestran unos efectos especiales sorprendentes e imperecederos, es que además dejan entrever una imaginación portentosa, no desprovista de filosofía, que nos hace sufrir y disfrutar con el héroe hasta el último momento.

En resumen, una película imprescindible. Recomendada para aquellos que entiendan de verdad el término imprescindible. Puntuacion